Usted está aquí: Inicio Noticias LLAMADOR DE ÁNGEL
04.01.2012

LLAMADOR DE ÁNGEL

LEYENDA DEL LLAMADOR DE ÁNGEL

 LLAMADOR DE ÁNGEL

llamador de angel

El llamador de ángeles es una joya protectora. En su interior tiene diminutos trozos de plata que al chocar crean un agradable sonido.

La leyenda nos dice que el llamador de ángel tiene la facultad de proteger y favorecer el bienestar a quien lo posee. El llamador de Ángel  se puede utilizar como colgante para el cuello o bien en el hogar,  en una puerta para que al abrir y cerrar con el aire se mueva el llamador y haga sonar su armonía, en una cuna haciéndolo sonar antes de dormirse el bebé protegiendo su sueño.

A un  que el llamador de angel protege a quien lo posee este protegería también al futuro hijo aún estando en el vientre de la madre utilizando una cadena de unos 10 cms de largo para que quede a la altura del bebé para protegerle. Una vez haya nacido el niño/a el llamador solo será utilizado por uno de los dos, o por la madre o por el hijo.

El sonido del llamador es un sonido muy armonioso de campanillas que según la leyenda este sonido avisa a nuestro ángel guía, nuestro ángel de la guarda.

A los angeles le gusta el sonido del llamador y si este sonido viene por el movimiento efectuado  por una persona los angeles reciben un mensaje que les informa de que están siendo llamados por alguien al que aman y deben proteger.

Existen muchas leyendas sobre la historia de los LLamadores de Ángel pero probablemente la más hermosa de todas sea  la leyenda celta.

 

 “Hace miles de años, los humanos vivían en contacto directo con sus Ángeles Guías o Ángeles de la Guarda, y que, por alguna razón, seguramente vinculada al Pecado Original, tuvieron que dejar de vivir conjuntamente con ellos. Los Ángeles, apenados por la pérdida de la compañía de los humanos, obsequiaron a éstos con colgantes esféricos de plata pura que, al agitarlos, sonaban como campanillas.”

 

“Estas esferas eran un símbolo de protección. Los Ángeles se despidieron de los humanos y les explicaron que, aunque ya no los volverían a ver, si se sentían en peligro, desprotegidos o simplemente tristes, sólo necesitaban agitar la esfera, ya que, cuando escuchara su sonido, el Ángel Guía, Ángel Guardián de cada uno, acudiría en su ayuda o compañía.”

 

“Los Ángeles pusieron una condición: el colgante sería de uso exclusivo y personal, pues todos tenían un sonido propio y reconocible por cada Ángel Guía, Ángel de la Guarda, y este ángel no puede ser prestado a otra persona. Si se contravenía esta condición, la magia y protección de la esfera desaparecería. También explicaron a los humanos que el mismo colgante podía ser utilizado por una madre y su bebe mientras éste se encuentra en gestación, ya que en este estado, ambos comparten un Ángel Guía. Una vez que el bebé hubiera visto la luz, la madre debía decidir si el colgante se utilizaba para su protección o para la de su hijo recién nacido”.

 

Puedes comprar llamadores de ángeles en nuestra tienda onlie