Usted está aquí: Inicio Noticias La Turmalina
16.10.2009

La Turmalina

La turmalina es un mineral que limpia y equilibra todos los chacras y forma un escudo protector alrededor del cuerpo. También purifica y transforma la energía densa en una vibración más ligera.

La Turmalina

Turmalina negra

COLOR

Negro, marrón, verde, rosa, rojo, amarillo, azul, color sandía, azul-verdoso.

APARIENCIA

Brillante, opaco o transparente, con largas estrías o estructura hexagonal. De todos los tamaños.

PROCEDENCIA

Sri Lanka, Brasil, África, Estados Unidos, Australia Occidental, Afganistán e Italia.

ATRIBUTOS

La turmalina limpia, purifica y transforma la energía densa en una vibración más ligera. Enraíza la energía espiritual, limpia y equilibra todos los chacras y forma un escudo protector alrededor del cuerpo.

Es una piedra chamánica que aporta protección durante los rituales.

Las varas de turmalina natural son útiles herramientas de sanación. Limpian el aura, retiran bloqueos, dispersan la energía negativa y apuntan soluciones para problemas específicos. Son excelentes para equilibrar y conectar los chacras. Psicológicamente, la turmalina ayuda a comprenderse a uno mismo y a los demás, fomentando la autoconfianza y reduciendo el miedo. Disipa cualquier sentimiento victimista y atrae inspiración, compasión, tolerancia y prosperidad.

La turmalina es una poderosa sanadora mental que equilibra los hemisferios izquierdo y derecho del cerebro, y transmuta los patrones de pensamiento negativos en positivos. Ayuda a tratar la paranoia y a superar la dislexia, y mejora la coordinación mano-ojo y la asimilación y traducción de información codificada.

Emocionalmente, las turmalinas roja, amarilla y marrón son benéficas para la sexualidad y la disfunción emocional que puede estar detrás de la pérdida del líbido. Físicamente, la turmalina libera tensión, lo que la hace útil en los alineamientos espinales. Equilibra la energía masculina-femenina dentro del cuerpo.

CURACIÓN

Las estrías laterales de la turmalina potencian el flujo energético, haciendo que sea una piedra excelente para la curación, para incrementar la energía y retirar los bloqueos. Cada uno de los colores de la turmalina tiene su don curativo específico.

Encontrarás Turmalinas y otros minerales en nuestra tienda online.

También puedes encontrar pulseras de turmalinas.

 

COLORES Y FORMAS

Ademas de sus propiedades genéricas, las turmalinas coloreadas tienen propiedades adicionales específicas:

- TURMALINA NEGRA. Protege contra las radiaciones de los teléfonos móviles, la bruma electromagnética, la radiación, los encantamientos y las energías negativas de todo tipo. Conecta con el chacra básico, asienta la energía e incrementa la vitalidad física, dispersando la tensión y el estrés. Defiende contra enfermedades debilitantes, fortalece el sistema inmunitario, trata la dislexia y la artritis, ofrece alivio del dolor y realinea la columna vertebral si se coloca alrededor del cuello.

- TURMALINA AZUL. (INDICOLITA). Activa los chacras de la garganta y del tercer ojo. Este color favorece la conciencia psíquica, promueve las visiones y abre el camino hacia el servicio a los demás, fomentando la fidelidad, la ética, la tolerancia y el amor a la verdad. Es portadora del rayo de la paz; disuelve la tristeza y los sentimientos bloqueados, y ayuda a desarrollar un sentido interno de responsabilidad. Es beneficiosa para los sistemas pulmonar e inmunitario, y para el cerebro; corrige los desequilibrios de los fluidos, trata el riñón y la vejiga, la tiroides y el dolor de garganta crónico. Resulta de ayuda para el insomnio, los sudores nocturnos, la sinusitis y las infecciones bacterianas. Se usa tradicionalmente para tratar a garganta, la laringe, los pulmones, el esófago y los ojos. Alivia la quemazón y previene las cicatrices. Además ayuda a superar los problemas de habla.

- TURMALINA MARRÓN. (DRAVITA). Es una piedra excelente para asentar las energías, pues limpia y abre el chacra de la tierra. Limpie el aura, alinea el cuerpo etérico y lo protege. Fomenta el espíritu comunitario y hace que uno se sienta cómodo entre los grandes grupos. Esta piedra sana las relaciones familiares y fortalece la empatía. La turmalina marrón promueve la creatividad. Trata los desórdenes intestinales y las enfermedades de la piel, y estimula la regeneración de todo el cuerpo.

- TURMALINA INCOLORA. (ACROÍTA). Sintetiza todos los demás colores y abre el chacra coronario. En el ámbito curativo, alinea los meridianos de los cuerpos físico y etérico.

- TURMALINA VERDE. (VERDELITA). Es una excelente sanadora. Abre el chacra del corazón, fomentando la compasión, la ternura, la paciencia y la sensación de pertenencia. Transforma la energía negativa en positiva y promueve la apertura y la paciencia. Rejuvenece e inspira creatividad. Magnetiza a quien la lleva hacia la prosperidad y la abundancia. Permite superar los problemas con la figura del padre. Tiene el poder de curar a las plantas. Como todas las piedras verdes, ayuda a dormir y aquieta la mente. Fortalece el sistema nervioso. Se usa para tratar los ojos, el corazón, el cerebro y el sistema inmunitario. Facilita la pérdida de peso y alivia el síndrome de fatiga y el agotamiento. Puede reducir la claustrofobia y los ataques de pánico. Resulta benéfica para los niños hiperactivos.

- TURMALINA MULTICOLOR. (ELBAITA). Contiene todos los colores y consecuentemente, lleva la mente, el cuerpo, el espíritu y el alma a un estado de totalidad. Es una piedra excelente para visualizar imágenes y fomentar los sueños, inspirando creatividad y potenciando la imaginación. Esta piedra ofrece una vía de contacto con el "yo" interno y con los reinos espirituales superiores. La turmalina multicolor estimula el sistema inmunitario y el metabolismo.

- TURMALINA ROSA. Es un afrodisíaco que atrae el amor en los mundos material y espiritual. Ofrece seguridad e inspira confianza en el amor. Ayuda a compartir el placer físico. Dispersa el dolor emocional y los viejos sentimientos destructivos a través del chacra del corazón, que limpia y sintetiza el amor con la espiritualidad. Promueve la paz y la relajación. Te conecta con la sabiduría y la compasión. Estimula la receptividad hacia las energías curativas. Equilibra los sistemas endocrinos disfuncionales y trata el corazón los pulmones y la piel.

- TURMALINA PÚRPURA-VIOLETA. Estimula la curación del corazón y produce una conciencia amorosa. Conecta los chacras básico y corazón, incrementando la devoción. Estimula la creatividad y la intuición. Desbloquea el chacra del tercer ojo. Resulta útil para sanar las vidas pasadas, llevándote al núcleo del problema y después dispersándolo. Reduce la depresión y libera los pensamientos obsesivos. Trata la sensibilidad a la enfermedad de Alzehimer, a la epilepsia y al síndrome de fatiga crónica.

- TURMALINA ROJA. (RUBELITA). Fortalece la capacidad de comprender el amor, fomenta el tacto y la flexibilidad, la sociabilidad y la extroversión, equilibrando tanto el exceso de agresión como el exceso de pasividad. Cura y energetiza el chacra sacro. Incrementa la creatividad. Ofrece vigor y resistencia. Otorga vitalidad al cuerpo físico y lo desintoxica. Trata el sistema sanguineo y el sistema reproductivo. Estimula la circulación de la sangre y la función hepática y del bazo, y repara las venas. También resulta útil para tratar los espasmos musculares y los escalofrios.

- TURMALINA SANDÍA. (ROSA ENVUELTO EN VERDE). Es la "superactivadora" del chacra corazón, vinculándolo con el "yo" superior y fomentando el amor, a ternura y la amistad. Infunde paciencia y enseña tacto y diplomacia. Alivia la depresión y el miedo y promueve la seguridad interna. Trata la disfunción emocional y libera viejas penas. Anima la regeneración nerviosa, especialmente en los casos de parálisis y esclerosis múltiples, y trata el estrés.

- TURMALINA AMARILLA. Estimula el plexo solar y potencia el poder personal. Abre el camino espiritual y ayuda a conseguir los objetivos intelectuales y comerciales. Trata el estómago, el hígado, los riñones y la vesícula biliar.

TURMALINAS COMBINADAS

- TURMALINA NEGRA CON MICA. Devuelve las malas intenciones a su fuente para que el causante pueda aprender de ello. Esta combinación es particularmente eficaz para anular la bruma electromagnética.

- BARRA DE TURMALINA NEGRA EN CUARZO. El cuarzo que contiene barras de turmalina negra, a diferencia de las bandas de cuarzo turmalinado, es excelente para neutralizar el ataque psíquico o físico, fortaleciendo a la persona que lo recibe.

- TURMALINA CON LEPIDOLITA. Es excelente para renunciar a las adicciones de todo tipo, para comprender las razones por detrás de la adicción y para aceptar la negación que ha estado presente. Te ayuda a vivir la vida sin la ayuda de la sustancia o conducta adictiva.

 

fuente: Guía definitiva de los cristales, de Judy Hall. Gaia Ediciones.