Usted está aquí: Inicio Noticias La energía de los minerales
30.08.2009

La energía de los minerales

La energía que liberan los minerales se puede canalizar y usarla en nuestro beneficio.

La energía de los minerales

Cuarzo Rosa

Nos referiremos en primer lugar al color y a su paradigma, los siete colores del arco iris, fenómeno de naturaleza transitoria que se produce debido a la descomposición de la luz al atravesar un medio, en este caso el agua.

Es evidente nuestra capacidad para ver el color, pero ¿podemos ver los rayos ultravioleta? ¿Podemos oír los sonidos con longitudes de onda superiores a 7000 Å o inferiores a 4000 Å (1)? No. Indiscutiblemente, están fuera del espectro visible y audible para nosotros, se escapan a nuestros sentidos y sin embargo están, existen. ¿Quién no conoce los silbatos de llamada para perros? Nosotros no podemos oírlos, pero ellos sí, y acuden según han sido adiestrados.

Este principio básico explica que haya minerales –como el cuarzo o la turmalina- que, al ser sometidos a una presión determinada, vibran y generan energía; este principio se aplica en relojería y otras tecnologías.

Esa liberación de energía natural, ya que no interviene la mano del hombre para nada, se puede canalizar. Así pues, ya va siendo hora de plantearse como usarla en nuestro beneficio.

No todos los minerales vibran con la misma longitud de onda, y eso es precisamente lo que hay que buscar: diferentes espectros para diferentes aplicaciones. Tampoco se debe olvidar el color de cada mineral, ya que es de vital importancia; nunca es recomendable usar una piedra o gema roja para la relajación o meditación, usaremos minerales de colores más cálidos que nos predispongan el ánimo para la actividad intelectual, tales como el rosa o el verde.

(1) La unidad de medida de la longitud de onda es el ángstrom, Å. 1Å equivale a 1 diezmillonésima de milímetro.

 

fuente: Diccionario de las piedras que curan. (Puedes encontrarlo en la sección de librería de www.bamboutique.net )